viernes, 16 de diciembre de 2016

Pamboleras: "Somos un medio incluyente. La experiencia de trabajar con hombres en un proyecto que informa de mujeres ha sido muy positiva"

Rocío Yelitza.
"Pamboleras" es un coloquialismo que en México significa 'futboleras'. También es el nombre de un medio digital de este país creado por la periodista Rocío Yelitza que ha ido creciendo desde sus inicios como blog en 2009 hasta convertirse en la actualidad en una web de referencia en la lucha por la inclusión de la mujer en el fútbol mexicano y con contenidos dedicados a las aficionadas a este deporte.

"Tras 20 años como aficionada en casa viendo partidos con mi padre y mi hermano, me fui adentrando en este deporte y comencé a vivir experiencias como aficionada en el estadio y vi que había muchas chicas como yo, pese a que siempre nos habían dicho que "eso era algo peligroso para las mujeres". Creé un diario personal donde relatar historias como aficionada, me escapaba de casa a los entrenamientos a conocer a los jugadores y pedirles autógrafos. Luego otras chicas me escribieron y me contaron que a ellas les pasaba lo mismo, y hubo futbolistas que me pidieron escribir en mi blog para contar sus experiencias porque no había ningún medio que les dedicara espacio para poder hacerlo". 

Así nos cuenta Yelitza cómo y por qué surgió la idea de Pamboleras, un proyecto que fue dándose a conocer paulatinamente y, muy especialmente gracias a la ayuda de las redes sociales, se expandió hasta constituirse como web en 2012 y forjar a su alrededor una importante comunidad de seguidoras (cuenta actualmente con más de 20.400 followers en Twitter y su página de Facebook tiene casi 30.000 likes).

Porque, como reza su lema, "el fut es también cosa de mujeres", Pamboleras.com lleva trabajando en pro de la visibilización informativa de la futbolista en un país donde los clubes profesionales y los medios de comunicación siguen demasiado escorados hacia el lado masculino. "La verdad es que en los diarios deportivos no hay nada con lo que se nos identifique; salen mujeres con poca ropa y hay noticias que no nos llaman la atención. No hay espacios de expresión para las mujeres en este deporte, pese a que hay historias muy interesantes detrás de ellas. En Pamboleras nos decidimos a contarlas y ese ha sido el punto que le ha dado éxito a mi proyecto". 

Además, esta web presta especial atención a la voz de la aficionada, posiblemente la peor parada del negocio del fútbol. "Somos los que más sufrimos, los más olvidados, y si eres mujer más aún; no hay souvenirs ni tallas de camisetas para nosotras, solo para hombres. Luego están los comentarios que han de escucharse a veces. En México esto no es una cuestión que interesa a los clubes; deberían hacernos caso a los aficionados, y sobre todo a las mujeres, que cada vez somos más".

La superación de estereotipos en los medios

La lucha por el reconocimiento profesional de la mujer del deporte también se sitúa en el corazón de los medios, donde también es preciso que se superen de una vez ciertos estereotipos que son reflejo de una visión androcéntrica de la realidad. "Nos llegan muchas solicitudes de recién egresadas de la Universidad para colaborar con nosotras. No es fácil ingresar hoy en los medios y se les cierra la oportunidad; si no conoces a nadie, es muy complicado entrar. Luego están los estereotipos de belleza para trabajar ahí, hay que cumplir con ciertos códigos de vestimenta. A mí personalmente me hicieron propuestas para trabajar en medios con espacios posando en poca ropa o bikini y al decir que no mucha gente se sorprendió de que lo rechazara y lo entendió como que perdí una oportunidad, pero hacerlo era ir en contra de la idea que representa Pamboleras".

En el mismo camino hacia la ruptura de los estereotipos (Yelitza reconoce que ya se están planteando cambiar el simbólico color rosa de la web "por otro que represente mejor la personalidad de la pambolera, aguerrida y luchadora") se encuentra el trabajo por la consecución de la inclusión. Pamboleras es un medio que habla de mujeres pero donde también informan hombres. "Si estamos peleando por la inclusión de la mujer, no podemos volvernos excluyentes. Siempre hemos buscado y aceptado que trabajen hombres con nosotras. Con nuestra experiencia, ellos aprenden muchísimo; por ejemplo, usan el lenguaje de género (árbitra, portera, ...). La experiencia de trabajar con hombres en un proyecto de mujeres ha sido muy positiva y siento que aún falta esa preparación en el periodismo deportivo en cuestiones de género; a muchos periodistas, sobre todo quienes trabajan para grandes medios de México, les falta todavía involucrarse más en esto. Sigue habiendo comentarios sexistas, como los que oímos en el pasado Mundial de futbol femenino donde el comentarista hablaba de "esa mujer bella de ojos azules" pero no decía cómo se llamaba. Esto habla de que hace falta esa preparación y desde Pamboleras me gustaría ser parte de ella".

Nueva Liga de futfem en México, reto y oportunidad

La noticia reciente de la creación de una Liga de fútbol femenino en México para el año próximo, en la que participarán con una sección propia cada uno de los clubes de Primera División, supone una gran oportunidad para intentar cambiar, en términos de equidad, la realidad deportiva y periodística en este país. Esta nueva competición supone, además, todo un reto y el inicio de una nueva etapa en Pamboleras.

"Sin duda, es una gran oportunidad. Estamos acostumbradas a informar de otras ligas, pero no teníamos esa motivación de hacerlo de la nuestra, aparte de que lograr la información de otros países es mucho más difícil que la que se va a generar aquí. Ahora encontramos esa motivación, se nos viene mucho trabajo: buscaremos la profesionalización y nuevo modelo de negocio, fórmulas para obtener ingresos y poder contar con más colaboradores para escribir y hacer las fotografías".

En esta web futbolística mexicana colaboran en la actualidad seis chicas y dos chicos (que aún se encuentran estudiando en la Universidad) y, además, cuenta con dos corresponsales, una que cubre la parte norte del país y otra el sur de la República. "Todos ellos vienen con muchas ganas y con la experiencia que están obteniendo están muy satisfechos, pero el siguiente paso es que cobren por ello".

La nueva Liga de fútbol femenino en México también se presenta por tanto como una oportunidad para el periodismo. La diversificación de competiciones, de fuentes y protagonistas puede contribuir a una ampliación de la mirada y a una mejora de la calidad de los contenidos. "Será una excelente oportunidad. Me gustaría conocer las historias tras esas jugadoras que van a estar en esa Liga; tenemos tantos medios que dicen y hacen lo mismo, de forma superficial, ofreciendo resultados y declaraciones, que me gustaría innovar y abordar por qué están ahí y el día a día de cada una de ellas. Veo que hay una gran oportunidad para contar historias impresionantes que a lo mejor uno no se imagina; se puede entender la sociedad de mi país a través de esta Liga. Esta es mi apuesta: conocer qué hay detrás de lo que vamos a ver próximamente". 

Sin embargo, al margen del comportamiento del periodismo, la clave para que esta Liga ayude a cambiar mentalidades residirá en la actitud que tomen los clubes de fútbol y la federación a partir de ahora. "Todavía está la mirada machista, dicen que "no" cuando se habla de mujeres porque no hay mercado; ahora es una obligación y están buscando jugadoras y tendrán que unirse a la mueva ola de mujeres en el fútbol y abrir su panorama, pero confiemos en que la respuesta sea buena. Los clubes ya están incluyendo a más mujeres en áreas de comunicación y mercadotecnia; espero que esa visión femenina aumente y que los clubes se den cuenta definitivamente de que esto es ya una realidad".

Posiblemente la paciencia de los clubes pueda ser un factor determinante, que no miren solo por el negocio, que no traten igual a esta Liga que a la masculina, que no midan por los mismos parámetros una y otra competición. "Creo que la mayor parte del público que irá al estadio seremos mujeres, es mi pronóstico; nos estamos acostumbrando a ver tantas mujeres ahí que será interesante analizar esa respuesta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada