lunes, 8 de junio de 2015

Susana Guerrero: "El periodismo rosa crece en el ámbito deportivo desfavoreciendo a las mujeres pues sus logros profesionales acaban arrinconados"

Susana Guerrero es profesora titular de Lengua Española en la Universidad de Málaga (UMA) y una de las voces más autorizadas del ámbito académico en España para hablar de sesgo de género en la información periodística. Autora de obras como Voces comentadas del español actual (2001) o La creatividad en el lenguaje periodístico (2007), se ha ocupado del estudio del discurso sexista en los medios de comunicación a través de numerosos artículos y aportaciones en congresos científicos y obras colectivas.

Ella dirigirá el curso 'Las mujeres en el periodismo deportivo', que organiza la UMA dentro de su ciclo formativo de verano, entre los próximos 14 y 16 de julio en el Instituto de Estudios Portuarios de la capital costasoleña. Hemos conversado con ella para reflexionar sobre la trascendencia de estas jornadas y sobre el papel que están llamados a desempeñar los periodistas en la educación en igualdad a través de sus informaciones en un ámbito de tanta repercusión social como es la comunicación deportiva.

- Usted ha advertido en reiteradas ocasiones que los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en la imagen pública de las mujeres a través del lenguaje que utilizan. ¿Cuáles son los mecanismos idiomáticos que más contribuyen a la ocultación o a la discriminación de las mujeres? 
- El masculino genérico usado sistemáticamente en el ámbito deportivo, que es tradicionalmente un ámbito masculino, hace que sea interpretado como masculino específico (solo referido a varones) con lo que las mujeres se hacen invisibles. El masculino genérico, si no está bien contextualizado (bien por una foto, bien por un subtitular que aclare que se incluye a mujeres…), tiene el riesgo de interpretarse erróneamente. 

- Muchos señalan a la información deportiva como uno de los ámbitos periodísticos donde se emplea un discurso más sexista, tanto por la infrarrepresentación de las mujeres deportistas como por el tratamiento de los contenidos, en los que a veces se realzan más aspectos físicos que logros en competiciones. ¿Está de acuerdo? 
- Absolutamente. Es necesario que los medios de comunicación entiendan que las deportistas deben ser tratadas exclusivamente en su aspecto profesional, y no como mujeres objeto, sobre cuyo aspecto físico se puede opinar alegremente. Su vida íntima, su vestimenta, su peinado, su renuncia o no a la maternidad… son temas que terminan por engullirse los verdaderos contenidos deportivos.

- Y luego está la fijación de roles y estereotipos tradicionales. La investigadora Clara Sainz de Baranda apunta en sus trabajos cómo en los diarios deportivos las "mujeres invitadas" (modelos y novias o esposas de hombres deportistas), aparecen más y copan más espacio que las propias deportistas. 
- Sí, y esto va a seguir pasando mientras haya periódicos deportivos que en su contraportada luzcan a estos personajes o hagan ranking sobre quiénes son más guapas o más sexis. El periodismo rosa está creciendo cada vez más dentro del ámbito deportivo desfavoreciendo sobre todo a las mujeres, pues sus logros profesionales acaban por ser arrinconados.

- ¿No es un contrasentido que ocurra esto justo cuando el deporte español está creciendo más por el lado femenino? 
- El problema es que el crecimiento del deporte femenino no se corresponde con la visibilización de este en los medios. Los medios de comunicación siguen dando cobertura al deporte masculino (o mejor dicho, a algunos deportes masculinos, porque es bien sabido que otros más minoritarios apenas tienen cobertura). Parten de la base de que solo este deporte interesa y deja dinero. El problema es esto es la pescadilla que se muerde la cola: si no se informa del deporte femenino, no se le conoce, no se le da importancia, no genera dinero…


"Que los medios se refieran a las deportistas como "las chicas" es un sesgo sexista; es una manera paternal de vernos, como si siempre fuéramos pequeñas y necesitadas de la protección masculina"


- ¿No sería adecuado dejar de etiquetar las modalidades como "masculinas" o "femeninas"? Hablar de "deporte femenino" en cierto modo es catalogar esta actividad como una subcategoría. No se habla nunca de deporte masculino; solo se utiliza el adjetivo en el caso de las mujeres para hacer la distinción. 
- Claro, el problema es que vivimos en una sociedad androcéntrica que toma como referente de lo universal lo masculino, de forma que si hoy día hablamos de “deporte”, interpretamos ‘deporte masculino’. Para evitar esta asociación tenemos que decir “deporte femenino”. Esperemos que esta sea una situación transitoria, que se cambiará cuando exista la igualdad en el deporte y se elimine del imaginario colectivo la asociación entre deporte y varones.

- ¿Qué le parece que los medios se refieran habitualmente a las mujeres deportistas con frases como "las chicas", sea cual sea la modalidad, edad o categoría? 
- Me parece que es un sesgo sexista que se advierte también en otros discursos y que tiene que ver con una manera paternal de vernos, como si siempre fuéramos pequeñas y necesitadas de la protección masculina.

- ¿Podría evolucionar el periodismo deportivo hacia una mayor paridad si diversificase un poco más sus contenidos hacia una mayor variedad de modalidades, si no fuera un periodismo tan constreñido por el fútbol y todo lo que rodea a este deporte? 
- Supongo que sí, siempre y cuando esa diversificación dé cuenta de los logros de las mujeres y no se quede contando los logros de los hombres en los deportes minoritarios.

- ¿Y más firmas de mujeres periodistas en las noticias deportivas? Vemos, y no solo en España, que las fuentes y las opiniones sobre resultados de la actividad deportiva de las mujeres siguen correspondiendo mayoritariamente a hombres (entrenadores, jueces o directivos). 
- Sin duda que es bueno que haya mujeres en todos los ámbitos, aunque eso no nos garantiza al cien por cien que la información vaya a cambiar. Habría que tener la garantía de que esas mujeres han sido formadas en temas de género y saben detectar los sesgos sexistas y combatirlos.

- ¿Se le ocurre alguna otra receta para que los medios deportivos avancen en igualdad? 
- La única que conozco y que prácticamente no se da: formar en género tanto a las mujeres como a los hombres profesionales de la comunicación deportiva para que sepan transmitir sin sesgos de ningún tipo. 

1 comentario:

  1. Genial artículo. Como estudiante de periodismo, creo que la formación a la que se refiere Susana sería más que necesaria. Por un periodismo igualitario, plural e integrador!!

    ResponderEliminar