sábado, 27 de agosto de 2016

Breve guía de estilo para informar correctamente sobre los Juegos Paralímpicos

La celebración de una nueva edición de los Juegos Paralímpicos, que se desarrollarán del 7 al 18 de septiembre en Río, supondrá todo un reto para los medios de comunicación, que deberán dar una cobertura suficiente a una competición de alcance internacional sobre colectivos y modalidades deportivas sobre los que no están habituados a informar.

Porque estos Juegos no solo justifican su cobertura mediática por los grandes números que mueven (22 disciplinas, 4.350 deportistas, 176 países y 528 medallas de oro en juego); constituyen también una valiosa oportunidad para que el periodismo dé cabida en sus informaciones a estas competiciones y contribuya así a una mejor integración social de las personas con discapacidad (visual, física, intelectual o parálisis cerebral) a quienes los deportistas paralímpicos representan.

Por ello, es primordial que los medios de comunicación en general, y los deportivos en particular, actúen en dos sentidos: por un lado, incluyendo un mayor número de noticias sobre el deporte adaptado para darlo a conocer y mejorar su imagen social, y, por otro, abordando adecuadamente estos contenidos mediante un uso respetuoso de los términos lingüísticos y de las imágenes en las noticias que concedan protagonismo al movimiento paralímpico y, por extensión, a todos los colectivos con discapacidad.

A este doble objetivo, deontológico e idiomático, apunta esta breve guía de estilo, propuesta de Periodismo Deportivo de Calidad para una correcta cobertura periodística de los Juegos Paralímpicos 2016:

1. Naturalizar las noticias sobre deportistas con discapacidad, de forma que ingresen en la agenda habitual de los medios y en la cobertura de los espacios que se destinan al resto de las informaciones.

2. Mostrar una imagen del deportista con discapacidad de la misma forma que al resto de los deportistas, colocándolas así en un plano de igualdad respecto al resto de ciudadanos.

3. Presentar a los deportistas con discapacidad ni como personas dependientes o lastimosas, sino como ejemplos a seguir por sus capacidades más que por sus limitaciones. No han provocar compasión sino, en todo caso, respeto y admiración. Deben ser mostrados de forma atractiva como ejemplo de superación.

4. Tener especial cuidado con aquellos estereotipos que pueden resultar discriminatorios y términos con connotaciones peyorativas u ofensivas al referirnos a una persona con discapacidad. Son inadecuadas por peyorativas al implicar la negación de una o varias cualidades de la persona: disminuido, deficiente, incapacitado, subnormal, anormal, inválido, tarado, perturbado, mutilado, tullido, lisiado, loco, invidente, mongólico (El Comité Paralímpico Internacional desaconseja el uso en inglés de disability y recomienda en su lugar impairment).

5. Considerar cuidadosamente las palabras, especialmente los adjetivos que se vayan a emplear en una información. Una tendencia de los últimos años es la de no sustantivar los adjetivos calificativos; es preferible hablar de persona con discapacidad o persona discapacitada, persona sorda, persona ciega, persona con retraso mental, etc. a etiquetar a los individuos como el discapacitado, el minusválido, el sordo, el ciego o el retardado. En el caso de los Juegos Paralímpicos, más que hablar de atletas con dispacidad, será preferible hacerlo simplemente de atletas.

6. Es recomendable no utilizar verbos que conllevan una apreciación negativa de la discapacidad como padecer, sufrir o aquejar, y emplear en su lugar presentar, tener o manifestar.

7. Igualmente, se evitarán expresiones como personas con problemas de movilidad (en lugar personas con movilidad reducida) o personas con problemas de visión (mejor, personas con discapacidad visual o personas ciegas). 

8. Si bien el uso de eufemismos es recomendable como expresiones sinónimas y para evitar así repeticiones, lo políticamente correcto no es siempre lo más periodístico. Siempre que sea posible, en una información deberá llamarse a las cosas por su nombre, de forma que el mensaje sea de fácil comprensión y no se hiera nunca a las personas que son protagonistas de las noticias. Sordo o ciego son palabras de uso común que no tienen carácter peyorativo (las propias federaciones se hacen llamar Deportes para Ciegos y Deportes para Sordos).

9. El lenguaje utilizado para informar sobre la discapacidad deberá ser de fácil comprensión para el común de los lectores. Si se hace necesaria la utilización de términos poco usuales, siglas o tecnicismos, deberá explicarse su significado en forma sencilla.

10. Debemos tener en cuenta que hay distintos tipos de discapacidad (y de modalidades de deporte adaptado) y que cada cual tiene su especificidad y sus características. Es necesario profundizar el conocimiento que se tiene en la materia, comprender cada particularidad, incluso dentro de una discapacidad específica, y, en consecuencia, mencionar siempre de qué tipo de discapacidad se trata y cuál es su terminología especifica si es preciso.

11. Dar a conocer el reglamento y el formato de competición de las veintidós disciplinas paralímpicas: atletismo, baloncesto en silla de ruedas, boccia, ciclismo en pista, equitación, esgrima en silla, fútbol 5, fútbol 7, goalball, halterofilia, judo, natación, piragüismo, remo, rugby en silla, tenis en silla, tenis de mesa, tiro, tiro con arco, triatlón, vela y voleibol.

miércoles, 24 de agosto de 2016

¿De verdad han participado Bolt y Phelps en Río? Análisis de la cobertura de los JJ.OO. en portadas

Por Miguel Ángel Jimeno

Río 2016 ya es historia. Como muestran hoy numerosos diarios españoles, los olímpicos llegan a casa. Mucho se ha publicado, sobre todo en las redes sociales, sobre las bondades de las coberturas de los medios de comunicación. Se ha destacado, por resumir mucho, el gran trabajo on line de The New York Times, de The Guardian o del Washington Post.

Las líneas que siguen quieren mostrar la cobertura de Río 2016 en las portadas de un puñado de diarios españoles y extranjeros. Evidentemente, los Juegos han estado muy presentes todos los días. Pero aquí queremos detenernos en la gran imagen de la portada.

Para intentar sacar algunas conclusiones que puedan resultar interesantes, se han analizado las portadas de 40 diarios: 27 españoles y 13 extranjeros. Las portadas analizadas comprenden 19 días, los que van del 6 al 24 de agosto. Hemos procurado abrir el abanico de los diarios para enriquecer las conclusiones. Así, se han analizado diarios nacionales, regionales de casi todas las comunidades y deportivos.

Los medios españoles analizados son: El País, El Mundo, La Razón, ABC, La Vanguardia, Marca, As, Sport, Mundo Deportivo, El Correo, Diario de Navarra, La Voz de Galicia, El Diario Vasco, Heraldo de Aragón, Diario de Sevilla, Sur, La Nueva España, Las Provincias, La Rioja, El Diario Montañés, Huelva Información, Última Hora, Canarias 7, Diario de Burgos, La Verdad, El Norte de Castilla y Diario de León.

Los extranjeros son los estadounidenses The New York Times y Washington Post, el británico The Guardian, los franceses Le Monde y L’Equipe, los argentinos Olé y La Nación, los portugueses Público y A Bola, el colombiano El Tiempo, el italiano La Gazzetta dello Sport y los alemanes Bild y Frankfuerter Allegemeine Zeitung.

La primera idea era comprobar la cobertura en las portadas de los medios españoles. Cuando se obtuvieron los datos, se dio el paso a los medios foráneos para comprobar si, en general, la estrategia informativa había sido similar.

Los datos obtenidos tras el análisis de las portadas

Diarios deportivos españoles: de los cuatro, quien más portadas olímpicas ha publicado ha sido Marca (8). Le siguen, con cuatro, As y Mundo Deportivo.

La primera conclusión resulta evidente: Río 2016 no protagonizó la portada de Sport ningún día. Todas fueron para el Barcelona. La segunda: todas las portadas centradas en los Juegos han tenido protagonismo español. Salvo la del 16 de agosto de Mundo Deportivo, dedicada a Usain Bolt:



Datos
(o portada española, x portada extranjera, L portada localizada)

8 Marca: oooooooo (8)
4 As: oooo (4)
4 Mundo Deportivo: ooox (3+1)
0 Sport: - 


Diarios “nacionales”

Nos referimos a los que se editan en Madrid. La primera conclusión también resulta evidente: han dedicado más portadas a Río 2016 que los deportivos. De los cuatro, quien más ha apostado por la imagen olímpica en su portada ha sido El Mundo (12). Le siguen La Razón y ABC (10) y El País (6).

Los diarios nacionales, aunque con menos rotundidad que los deportivos, también han apostado por los deportistas españoles: de las 38 portadas con gran imagen de Río, 28 tienen color español y diez extranjero. El Mundo y El País han dedicado tres imágenes a atletas extranjeros y ABC y La Razón, dos.


Como sucede en los deportivos, la inmensa mayoría de los grandes protagonistas de Río 2016 no han pasado “a la historia” de las portadas. Por ejemplo, Bolt no aparece en El País y Phelps no aparece en El Mundo.

Datos

12 El Mundo: ooooooooo xxx (9+3)
10 La Razón: ooooooooxx (8+2)
10 ABC: ooooooooxx (8+2)
6 El País: oooxxx (3+3)


Diarios regionales españoles

De los diecinueve analizados, los que más portadas han dedicado a los Juegos han sido el balear Última Hora (14), La Vanguardia (13) y La Rioja (13). Los que menos, La Nueva España y Diario de Burgos (2).

Una primera conclusión: en líneas generales, los regionales han apostado menos por Río 2016 como imagen de portada que los nacionales.

Una segunda conclusión: la apuesta por el atleta internacional es una excepción en los regionales. Salvo la imagen dedicada a la apertura de los Juegos (y no en todos), solo tres periódicos han dedicado una portada a Bolt (Heraldo, La Rioja, Canarias 7). Obviamente, sin rastro de Phelps, Biles… 

En los regionales hay una excepción a lo expuesto: La Vanguardia. De sus trece portadas olímpicas, ocho las ha dedicado a hechos no protagonizados por españoles.

El análisis de los regionales aporta más conclusiones. La localización, es decir, el seguimiento a los deportistas locales, apenas ha existido en portada, salvo… que hayan tenido una gran actuación. 
 
El diario que más ha localizado esa imagen de portada ha sido Última Hora: de las catorce portadas, once han tenido deportista balear (Rafa Nadal, Alba Torrens, Marcus Cooper). 

A este diario le siguen El Diario Vasco (Maialen Chourraut) y Diario de León (Lidia Valentín), con cuatro localizaciones. Y Huelva Información: tres de cuatro gracias a Carolina Marín. Cabe destacar que todas las portadas de este diario han tenido mirada local. 
Una última idea: en algunos diarios regionales, la presencia en portada del equipo de fútbol local ha sido casi tan importante como Río 2016. 

Por ejemplo, en Diario de Sevilla hay cuatro portadas olímpicas y seis futboleras; en Huelva Información hay cuatro portadas olímpicas y cinco protagonizadas por el Hueva; en El Correo hay cinco imágenes olímpicas y cinco del Athletic de Bilbao; y en El Diario Vasco, hay siete olímpicas y cinco de la Real Sociedad.


 Datos

14 Última Hora: ooLLLLLLLLLLLx (2+11+1)
13 La Rioja: ooooooooLLLxx (8+3+2)
13 La Vanguardia: ooooLxxxxxxxx (4+1+8)
10 Heraldo: ooooooLLxx (6+2+2)
10 Canarias 7: ooooooLLLx (6+3+1)
10 El Diario Montañés: oooooooLLL (7+3+0)
9 La Verdad: ooooooooL (8+1+0)
8 Diario de Navarra: oooooLLx (5+2+1)
8 El Norte de Castilla: ooooooLx (6+1+1)
8 El Diario Vasco: oooLLLLx (3+4+1)
7 La Voz de Galicia: oooooLL (5+2+0)
7 Sur: oooooox (6+0+1)
7 Las Provincias: ooooooL (6+1+0)
5 El Correo: ooLLx (2+2+1)
4 Diario de Sevilla: oooo (4+0+0)
4 Huelva Información: oLLL (1+3+0)
4 Diario de León: LLLL (0+4+0)
2 La Nueva España: oL (1+1+0)
2 Diario de Burgos: oo (2+0+0)

Medios extranjeros

Como se ha explicado, la idea de analizar algunos diarios internacionales, tanto nacionales como deportivos, tiene como propósito comprobar si en otros países se ha seguido la misma estrategia que en España a la hora de cubrir los Juegos. La gran conclusión es que sí. La mayoría de las apuestas en portada se han centrado en deportistas locales. 
 
Más conclusiones: en general, los diarios nacionales extranjeros han publicado más imágenes en portada que los deportivos de sus países. 

Por ejemplo, en Argentina, La Nación ha dedicado 15 tapas a Río 2016 y Olé diez. Los diarios argentinos se han “volcado” con los atletas locales a pesar de que apenas han logrado 3 oros y una plata.

El caso contrario lo tenemos en Francia: mientras Le Monde apostaba por los Juegos en 4 portadas, L’Equipe lo hacía en 14. El balance de Francia ha sido de 10 oros, 18 platas y 14 bronces. 

Al gran deportivo francés se le puede “reprochar” la ausencia de estrellas como Phelps o Biles en sus portadas. Tampoco aparecen en las de Gazzetta dello Sport: todas sus apuestas han sido locales. Y menos aún en los deportivos portugueses, centrados en el fútbol. En A Bola, por ejemplo, no hay ninguna portada olímpica.

Quizá el diario europeo con mayor mirada internacional haya sido el portugués Público: de sus ocho portadas, seis tienen protagonista internacional. El dato puede tener una cauda: Portugal solo ha logrado una medalla de bronce en los Juegos.

Los dos grandes diarios de Estados Unidos han equilibrado sus apuestas en portada: de las 7 que ha dedicado el New York Times a los Juegos, tres han tenido protagonismo foráneo; y de las diez del Washington Post, 5. 
Llama la atención que Bolt no ha aparecido en la portada del diario neoyorquino, salvo en una fotografia difuminada de la final de los 200 metros lisos en la edición internacional en la que comparte el protagonismo con el resto de contendientes.

La apuesta por el deporte local ha sido contundente en diarios como el colombiano El Tiempo (de catorce portadas, 12 para locales) o The Guardian (de trece, once para británicos).

El caso alemán resulta llamativo: tanto FAZ como Bild no han dedicado ninguna gran imagen de portada a Río 2016. Y eso que Alemania logró 17 oros, 10 platas y 15 bronces.

Datos

15 La Nación: oooooooooooxxxx (11+4)
14 El Tiempo
: ooooooooooooxx (12+2)
14 L’Equipe
: oooooooooooxxx (11+3)
13 The Guardian
: oooooooooooxx (11+2)
10 Washington Post
: oooooxxxxx (5+5)
10 Olé
: oooooooooo (10+0)
8 Público
: ooooxxxx (4+4)
7 The New York Times
: ooooxxx (4+3)
7 Gazzetta dello Sport
: ooooooo (7)
4 Le Monde
: ooox (3+1)
0 A Bola
(0+0)
0 FAZ y Bild
(0+0)


Conclusiones

1. Todas las portadas de diarios deportivos centradas en los Juegos han tenido protagonismo español. Río 2016 no protagonizó la portada de Sport ningún día; todas fueron para el Barcelona.

2. Los diarios generalistas españoles han dedicado más portadas a Río 2016 que los deportivos.

3. Como sucede en los deportivos, la inmensa mayoría de los grandes protagonistas de Río 2016 no han pasado “a la historia” de las portadas. También aquí hubo protagonismo nacional.

4. Los diarios regionales han apostado menos por Río 2016 como imagen de portada que los nacionales y aquí la apuesta por el atleta internacional es una excepción (La Vanguardia).

5. En algunos diarios regionales la presencia en portada del equipo de fútbol local ha sido casi tan importante como Río 2016.

6. En diarios extranjeros, incluidos los deportivos, la mayoría de las apuestas en portada también se han centrado en deportistas locales. En el portugués A Bola no hubo ninguna portada olímpica.
...

Reflexiones

Releyendo las conclusiones de este estudio del profesor Jimeno, cabe plantearse desde este blog algunas reflexiones. La primera tiene que ver con el hecho de que las coberturas en la mayor parte de los medios, pese a ser los Juegos Olímpicos un evento de cariz global, se hayan localizado, esto es, en ellas se ha dado prioridad a los deportistas nacionales por encima de todo.

Parece lógico que la preferencia editorial sea la de informar de la actuación de deportistas que representan a la ciudad, la región o el país. Uno puede pensar, al menos a priori, que lo que interesa más a un navarro o a un onubense es lo que hagan Alberto Munarriz o Carolina Marín en Río antes que saber de Katie Ledecky o Simone Biles, estrellas indiscutibles pero alejadas del territorio y desconocidas para un gran parte del público. Y si bien la apuesta de muchos medios por el deporte local como elemento de vertebración social y de identificación colectiva conduce a hacer comunidad y estrechar vínculos con una audiencia con la que convive y comparte un entorno, procede preguntarse si, efectivamente, también se hace más comunidad en los Juegos cuando se localiza la información de las competiciones.

Ahora bien, ¿hasta qué punto puede justificarse un enfoque excesiva o casi exclusivamente local en un evento tan internacional y para medios de información que no son ni locales ni regionales? Quizá la decisión de destacar en portada solo medallas nacionales (otros hitos como diplomas olímpicos y grandes actuaciones más allá de los podios no salen aunque sean muy meritorios) constriñe demasiado las posibilidades informativas de los medios. 

Estos dejan de dar a conocer asuntos tan relevantes y tan ligados a la naturaleza de un acontecimiento como los JJ.OO. como la imagen de las jugadoras de voley playa de Egipto y Alemania (solo El Mundo las llevó a portada) o imágenes tan simbólicas y trascendentes como la de las dos atletas ayudándose tras caerse una serie de los 5.000 metros o el selfi que se hacen una deportista de Corea del Norte y otra de Corea del Sur. Son momentos de deportividad que elevan la categoría del evento al transmitir valores positivos inherentes al olimpismo y, que, sin embargo, quedaron relegados informativamente a espacios secundarios.

Por tanto, la segunda reflexión lleva a preguntarnos por qué consecuencias periodísticas puede tener el hecho de reducir la cobertura de un evento como los JJ.OO. a la de un prisma nacional o local. El riesgo de optar por esto último es que finalmente no siempre prevalezca el criterio noticioso de jerarquización y selección de los contenidos (¿acaso no merecían portada récords tan extraordinarios como los de Van Niekerk en 400 metros o los de Hoszu y Ledecky en natación?) y que se prive al lector de conocer la verdadera dimensión de este evento, contando grandes historias de otros protagonistas y países que dan colorido, singularidad y notoriedad a la cita olímpica. 

Sin duda, una cosa es centrar la atención en lo local y lo nacional y otra muy distinta que este enfoque sea el exclusivo, sea excluyente. Es un asunto que ha generado y seguirá provocando debate, pero no todo es blanco o negro; ¿por qué no se puede compatibilizar la prioridad de lo nacional/local más allá de la portada con dar espacios a los grandes protagonistas del universo deportivo? Quizá en ese equilibrio resida la base para hacer una cobertura ideal de los Juegos Olímpicos.

martes, 23 de agosto de 2016

El legado periodístico de unos JJ.OO.: innovaciones narrativas en Río 2016

Los Juegos Olímpicos conceden al periodismo una extraordinaria oportunidad para explorar nuevos formatos y adentrarse en experimentos a la hora de contar lo que sucede. En Río hemos tenido la ocasión de refrendar, una vez más, la vocación creativa e innovadora del periodismo deportivo a partir de un seguimiento de las principales coberturas informativas de medios de comunicación digitales de referencia.

Desde un punto de vista periodístico, estos JJ.OO. han confirmado dos tendencias en coberturas de grandes eventos deportivos que ya venían dibujándose desde los Juegos de Invierno en Sochi y los Mundiales de fútbol en 2014: por un lado, el mayor peso visual y gráfico de los contenidos informativos; y, por otra parte, el aumento de las posibilidades interactivas y, con ello, de personalización en las piezas. 

Lo primero se ha visto reflejado en un gran despliegue infográfico y audiovisual por parte de los medios en piezas muy elaboradas y planificadas antes y durante los JJ.OO. y en una reformulación de géneros periodísticos tradicionales como la crónica o el reportaje, con textos o bien más aligerados y analíticos o con formatos largos narrativos conducidos por fotos, vídeos o infografías; lo segundo ha supuesto un aumento considerable de trabajos periodísticos que ofrecen experiencias y diversos itinerarios de lectura y de visualización de datos al usuario, y que buscan implicarle y engancharle a partir de elementos de gamificación

De esta forma, el peso creciente de los departamentos de Gráficos de medios como The New York Times o The Washington Post, que agrupó todos sus trabajos en una sola página desde la previa del evento, se ha hecho notar con una colección de trabajos sobresalientes, que se pueden consultar en estas dos páginas:

. Interactive Stories. The New York Times

. Visualizing Rio. The Washington Post

Entre las principales innovaciones narrativas introducidas durante la cobertura de los Juegos de Río, destacan los nuevos formatos de vídeo.

Videoperfiles interactivos

. Raising Gold .The Washington Post  
Videoperfil interactivo de Katie Ledecky.


. The Fine Line. The New York Times
El interactivo también puede comportarse como un contenedor de diversos vídeos relacionados. En este caso, NYT elabora este con videoperfiles de cuatro deportistas innovadores en sus respectivas disciplinas (Simone Biles, gimnasia artística; Derek Drouin, salto de altura; Ryan Lochte, natación; y Christian Taylor, triple salto).

Vídeo de 360º
Sin duda, el vídeo inmersivo de 360º ha sido uno de los nuevos formatos con los que más se ha experimentado. Así lo hizo la agencia estadounidense en la previa de los JJ.OO., mostrando imágenes y sonidos de la ciudad de Río. Algo similar hizo The Washington Post en este otro vídeo.


Vídeos con dibujos animados

El deportivo francés L'Équipe es uno de los medios, junto con Bleacher Report, que más está utilizando los vídeos con animación, como es el caso de esta serie de vídeos históricos de los Juegos con gestas como las de Bob Beamon o Nadia Comaneci, recreadas también con entrevistas e imágenes de archivo.


Composites

La composición fotográfica o composite también ha sido el hilo conductor de crónicas y análisis de resultados. Tal como hiciera en Sochi, NYT la ha empleado explicar en secuencias de imágenes las claves de algunos de los triunfos más destacados en estos Juegos. 

 

Este mismo medio ha ido en esta ocasión algo más allá en el uso de esta técnica al usarla de una manera atractiva y original en interactivos que combinan el scroll vertical como la narrativa horizontal:



El GIF animado

El GIF animado aparece como solución, si tu medio no tiene los derechos de los JJ.OO., para hacer ver al usuario lo ocurrido. NYT usó este formato para ser consumido in situ en Twitter con el fin de recrear pruebas de natación y atletismo y luego los incrustó en las crónicas en la web.










. In Waterpolo, the Real Action Is Under the Water. The New York Times
En este caso, una sucesión de GIF animados sirven para explicar diferentes jugadas del waterpolo que muestran la dureza de este deporte bajo el agua.


Otros formatos para redes sociales


Otra constante en las coberturas informativas de Río ha sido la búsqueda continua de formatos para redes sociales. Además de los gráficos y tarjetas fotográficas con datos aparecidas en los diferentes TL cada vez que se lograba una medalla o un récord, BBC Sport utilizó vídeos con dibujos animados concebidos para ser consumidos en Twitter, sin enlace a la web (igual que hizo NYT con los GIF antes mencionados). Aquí explica los récords y marcas del atletismo desde una perspectiva futbolística.





Gráficos interactivos especiales

Gráfico interactivo de Guardian.
Los gráficos interactivos, cada vez más perfeccionados por su riqueza visual y su adaptabilidad a pequeñas pantallas de dispositivos móviles, han sido uno de los formatos más diferenciadores a la hora de cubrir logros extraordinarios de deportistas nacionales o internacionales.

Tal ha sido el caso de The Guardian, que publicó una serie casi diaria de infográficos explicativos para resaltar el triunfo más destacado de cada jornada, fuera de deportistas británicos, estadounidenses o de otra nacionalidad. Estos gráficos apoyados en secuencias fotográficas parten de tres conceptos que aplican en cada pieza: cómo fue, cuáles fueron los momentos clave y cómo se compara históricamente cada resultado.


. Minha medalha. O Globo
El infográfico explicativo ha sido muy importante, tanto en la previa como en el desarrollo de la competición. En un país futbolero como Brasil era preciso explicar cómo se lograron cada una de las medallas olímpicas de sus deportistas. O Globo lo hizo añadiendo infográficos en el mismo interactivo a medida que fueron consiguiendo las preseas, incluida la de fútbol masculino.

AFP volvió a publicar diferentes videográficos explicativos sobre la evolución de la técnica en el salto de altura y de los 100 metros a lo largo de la historia de los Juegos.

. High Jump

. 100 metre sprint




 . Linha do tempo. Estadao
El diario de Sao Paulo fue contando el día a día de los JJ.OO. construyendo una línea de tiempo interactiva con los hitos de cada jornada (y con enlaces a cada una de sus noticias).


Podcast

. Rio Run. The Guardian
El diario británico, al igual que otros medios como Sports Illustrated, creó un podcast diario con información de los JJ.OO. Además, ideó el podcast interactivo 'RioRun: take a virtual audio tour of Rio de Janeiro as you go’, que permitía al usuario, tras descargar la app, ir conociendo Río a medida que corría un maratón. Un ejemplo más del poder envolvente del audio.



Newsletters, ediciones digitales especiales y resúmenes diarios

Junto con estas innovaciones narrativas se potenció el periodismo de servicio a través de boletines o newsletters diarios y, debido a la diferencia de horario respecto a Brasil, muchos medios europeos repensaron formatos para llevar la información de lo acontecido lo más rápido y mejor al público, esto es, a primera hora de la mañana. Otros optaron por agilizar las alertas informativas por apps de mensajería o incluso por SMS, como The New York Times.

. El Despertador. RTVE
Videorresumen diario matinal de lo ocurrido en cada jornada para no trasnochadores. A este formato de vídeo de poco más de minuto y medio, se le sumó Las claves de lo ocurrido, periodismo explicativo.


. La nuit à Rio. L'Équipe
Boletín digital diario del deportivo francés con todo lo ocurrido por la noche en los JJ.OO. Casi 20 páginas con crónicas, reportajes y previas, junto con el medallero y horarios de competiciones.


. Olympics Briefing. Newsletter matinal de The Guardian, servida a las 8.00 en el buzón de correo electrónico y subida poco después a la web. Noticias, crónicas y fotografías más destacadas de cada jornada en los JJ.OO. con apartados especiales para deportistas británicos, estadounidenses y australianos.


Quedaron constatados en Río el dinamismo y el afán innovador del periodismo digital en el ámbito del deporte, un terreno que sirve de avanzadilla al resto de áreas y secciones informativas para probar formatos y narrativas, además de aplicar nuevas tecnologías. Como hizo, por ejemplo, The Washington Post al sumarse a AP y usar robots para notas breves con datos y actualizaciones del medallero en los JJ.OO. El objetivo de automatizar tareas para piezas más mecánicas es liberar cada vez más a redactores para que estos se dediquen a cubrir historias, esto es, buscar temas que aporten valor añadido a las coberturas.

Más allá de la traducción que unos y otros hagan de la experimentación de nuevos formatos y narrativas desarrollados y de las métricas conseguidas durante los Juegos Olímpicos de Río, lo cierto es que Río 2016 ha dejado su particular legado periodístico al incentivar a los medios para sacar lo mejor de sí durante los meses previos y las semanas de competición, y sentar las bases del periodismo deportivo que se hará a partir de ahora. Habrá que seguir tomando nota.